Chevrolet S10, con filtro de partículas en Argentina

Desde marzo, la pick up brasileña y la Trailblazer tendrán el sistema que reduce las emisiones y permite respetar la normativa Euro 5. Cómo se realiza la regeneración.

Desde principios de marzo, Chevrolet venderá en Argentina las S10 y Trailblazer (lanzamientos) con filtro de partículas DPF (Diesel Particulate Filter), una pieza clave para reducir las emisiones contaminantes y respetar la normativa Euro 5, vigente en el país desde 2018.

Auto en Acción formó parte de un evento en el que la marca del Moño explicó, con muchos detalles, cómo funciona el dispositivo encargado de preservar el medio ambiente.

Sergio Antunes, instructor técnico de General Motors Mercosur, explicó las características del sistema, cómo son los procesos de regeneración y mostró -con una unidad de la pick up- cómo se realiza dicha tarea proceso en un concesionario oficial.

El dispositivo tiene la función de retener el material particulado (hollín) de los gases generados por la combustión del motor y de convertirlos en dióxido de carbono y vapor de agua, los cuales salen por el sistema de escape.

El filtro se limpia automática y periódicamente durante la conducción. Se trata de la denominada “Regeneración”, proceso que se puede realizar mediante tres opciones: en las dos primeras es automático.

La primera instancia se da durante la conducción normal, con velocidades mayores a los 30 km/h por un tiempo -acumulativo- de entre 10 o 15 minutos, el sistema realizará el proceso automáticamente, por lo que el conductor no percibirá el funcionamiento del filtro.

En la segunda instancia, surgida debido a ciclos de conducción cortos o a velocidades inferiores a los 30 km/h, el auto informa al conductor (mediante un cartel en la computadora de a bordo) que la regeneración no se pudo llevar a cabo. En este caso, el usuario debe conducir por más tiempo, principalmente en ruta o avenida, para concretar la limpieza.

Si el proceso no puede ser completado, el vehículo pasará a la tercera instancia, en la que indica al conductor que debe dirigirse a un concesionario oficial, donde realizarán la regeneración a través de una computadora.

Primer plano para el filtro de partículas DPF, con forma cilíndrica.

Con la llegada del DPF, el motor diésel Duramax mantiene sus características conocidas: cuatro cilindros, 2,8 litros, inyección directa common rail, turbocompresor de geometría variable e intercooler. Entrega 200 caballos de potencia, 440 Nm de torque con la caja manual de seis velocidades y 500 Nm con la automática con seis cambios. Además, debe ser utilizado con gasoil grado 3.

“Con el filtro DPF la Chevrolet S10 suma más tecnología, esta vez relacionada con el cuidado del medioambiente. Recientemente había incorporado CPA, un innovador sistema que reduce el ruido y las vibraciones en el habitáculo, al mismo tiempo que mejora los valores de aceleración y recuperación de velocidad y optimiza el consumo. Sin duda, la S10 sigue evolucionando continuamente sumando cada vez más equipamiento atractivo para el cliente en el segmento de pickups”, dijo Agustín Mazzola, gerente de Marketing de Producto de General Motors Mercosur.

 

About Auto en Accion

  1. Buenas noches, alguien que este utilizando ya este filtro dpf por favor puede compartir su experiencia sobre todo en el uso cotidiano en ciudad. Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *