El regreso del Jeep Gladiator

El nombre surgido en la década del 60 ahora está presente en la nueva pick up del Wrangler. Doble cabina descapotable, motor V6 con 289 CV, caja de ocho marchas y tracción 4×4.  

El Jeep Gladiator fue producido en Argentina en la década del 60. Ahora, la marca norteamericana vuelve a utilizar el nombre para la nueva pick up mediana derivada de la última generación del Wrangler, su modelo todo terreno.  

Fabricado en Estados Unidos, el modelo posee un diseño exterior vinculado al del Wrangler, a lo que suma la carrocería doble cabina descapotable, con opciones de un techo de lona y dos rígidos. También es novedad la caja de carga, cuyo portón es de aluminio como las puertas laterales, que además se pueden desmontar. La marca anunció decenas de combinaciones de puertas, techo y parabrisas, que es rebatible.    

Por el lado de las dimensiones, el Gladiator tiene 79 centímetros más de longitud y 49,3 cm extra de distancia entre ejes, en comparación con el Wrangler de cuatro puertas (el más grande de la familia).  

El interior, por su parte, cuenta con el mismo diseño del modelo del que deriva, cinco plazas, asiento trasero rebatible por tercios y sistema multimedia Uconnect con pantallas de 5 a 8,4 pulgadas.  

En cuanto a las aptitudes, la pick up ostenta un despeje de 28 centímetros, una capacidad de vadeo de 76 centímetros y ángulos de ataque de 43,6°, ventral de 20,3° y de salida de 26°. Además, ofrece una carga útil de 726 kilogramos y una capacidad de remolque de 3.470 kg.  

La lista del equipamiento contiene control de estabilidad, monitoreo de punto ciego, control de crucero adaptativo, luces de LED adelanta y atrás y cámara trasera y otra delantera destinada a la conducción todo terreno.  

El nuevo Jeep Gladiator posee chasis de largueros y travesaños, suspensión trasera de cinco brazos y el conocido motor naftero Pentastar V6 con 3,6 litros que entrega 289 caballos de potencia y 353 Nm de torque. Se asocia con el sistema Start Stop (apagado y encendido automático) y con dos opciones de caja: manual con seis marchas y automática con ocho velocidades. Desde comienzos de 2020, el Gladiator además contará con un motor V6 3.0 diésel con 264 CV y 599 Nm vinculado a la caja automática. 

Las versiones Sport y Overland tamnbién tienen el sistema de tracción 4×4 con reductora Command-Trac 4×4 (incluye diferencial trasero de deslizamiento limitado), mientras que la Rubicon, la más extrema de la gama, cuenta con el Rock-Trac 4×4, con reductora, diferenciales con bloqueo electrónico y desconexión electrónica de la barra estabilizadora. 

¿Continuará la historia del Jeep Gladiator en Argentina?   

El Jeep Gladiator de la década del 60. Fue producido en Argentina.

About Auto en Accion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *