Prueba: Renault Duster Oroch Outsider Plus 2.0

El nuevo modelo brasileño del Rombo para el segmento de las Sport Utility Pick-ups introdujo un nuevo concepto de camioneta, con mecánica y equipamiento conocidos.BARRA NOTAS 3

PRESENTACION

A partir de la Duster, Renault desarrolló en la región su primera pick up, la Duster Oroch, una camioneta con doble cabina para el nuevo segmento de las Sport Utility Pick-ups (SUP), en el que tomó la delantera y ahora lo comparte con la Fiat Toro.

Por estar basado en el SUV, el modelo que nos ocupa cuenta con una porción de la estética del mismo y comparte la mecánica y el equipamiento, aunque con nuevas características propias.

La Duster Orochn marcó una revolución entre las chatas y eso ya se nota en las ventas. Entre enero y noviembre (fue lanzada en abril) registró 8774 unidades y ya es quinto mejor modelo entre los utilitarios, mientras que en el undécimo mes del año se ubicó en el cuarto lugar con 1301 unidades.

Probamos la versión más cara de la gama, la Outsider Plus, la cual conocemos a continuación.

DISEÑO

Como dijimos, el nuevo modelo toma la base estética de la Duster Fase 2, a la que le suma una nueva silueta, propia de una pick up. El trabajo está bien realizado, ya que cuenta con volúmenes equilibrados entre la doble cabina –con cuatro puertas laterales- y la caja de carga, integrada a la misma debido a la estructura monocasco (a diferencia de las pick ups medianas, que tienen chasis de largueros).

Con estilo atractivo, la nueva zona trasera se luce con las generosas ópticas oscuras y la puerta de caja de carga con la denominación “Oroch” en el centro, además de contar con cerradura, ser algo pesada a la hora de levantarla y soportar hasta 80 kilogramos.

El sector frontal es similar al del SUV, con el que comparte el rediseño con renovadas ópticas –con interior oscuro-, paragolpes y parrilla de color negro brillante.

La presentación exterior está compuesta por barra de caja (de serie en todas las versiones), barras de techo longitudinales de color gris, atractivas llantas de aleación oscuras de 16 pulgadas (con neumáticos de uso mixto en medida 215/65) y espejos y manijas del color de la carrocería.

A todo lo mencionado se suma el Kit Outsider, exclusivo de las versiones homónimas y que incluye protección frontal con proyectores de profundidad integrados. Es una pieza atractiva pero que queda demasiado expuesta para los golpes de estacionamiento. Esta Oroch también posee barras de protección de luneta trasera, plásticos oscuros en guardabarros y capota marítima, lo que redondea una acertada imagen off road.

En cuanto a las dimensiones, se ubica entre las pick ups chicas y las medianas con 4693 milímetros (360 más que el SUV), 1821 de ancho y 1694 de altura, además de una distancia entre ejes que creció 150 mm para ubicarse en los 2829. A modo de referencia, la Fiat Toro mide 4915 mm, la VW Saveiro 4474 y la Toyota Hilux llega a los 5330.

Por otro lado, la caja de carga posee 1350 mm de largo y 1175 de ancho, lo que se traduce en un volumen de 683 litros, un valor lógico para su tamaño. Además, tiene cobertor de plástico y ocho ganchos de sujeción que resisten 50 kilos cada uno, mientras que la capacidad de carga es de 650 kilogramos, apenas más que la Saveiro y muy lejos de la Toro y las medianas (según versión), que cargan 1.000 kilos.

INTERIOR

En el habitáculo, la Duster Oroch nuevamente toma el diseño del SUV, con un estilo simple que incluye una consola central con terminación con color negro brillante y pantalla del Media Nav (demasiado baja), junto con materiales rígidos y en algunos casos algo rústicos.

La posición de manejo es elevada, lo cual se puede incrementar aún más con la regulación vertical del asiento, cómodo pero con poca sujeción lateral. Además, el volante regula sólo en altura y con un margen acotado. Sin embargo, se destaca por el generoso aro que le brinda excelente grip.

En las plazas delanteras, todo está a mano y sobresale –como siempre- el práctico control satelital de audio ubicado detrás del volante, que posee sólo dos teclas destinadas al limitador y regulador de velocidad.

Cuando fue presentada el año pasado en el Salón de Buenos Aires, las expectativas estaban puestas en las plazas traseras, ya que estamos ante un vehículo con cuatro puertas y cinco plazas reales. Renault cumplió con el objetivo de ofrecer un buen espacio en la parte posterior, donde el lugar es justo cuando maneja una persona de 1,80 metro, pero suficiente teniendo en cuenta el concepto y el tamaño de la chata. Incluso ofrece una quinta plaza digna para viajes cortos. Punto en contra para las agarraderas de las puertas, que no resultan cómodas.

La insonorización es deficiente debido a la presencia del sonido –principalmente del viento- que se cuela en el habitáculo en ruta a velocidades legales.

EQUIPAMIENTO

La variante Outsider Plus, la más cara y sofisticada de la gama, está basada en el nivel de equipamiento Privilege. Además de lo ya mencionado en rubros anteriores, incluye aire acondicionado manual, cuatro levantavidrios eléctricos y espejos eléctricos, ordenador de a bordo con diez funciones, volante y selector de caja revestidos con cuero, tapizado con tela agradable al tacto y Media Nav Evolution con pantalla táctil de 7″, navegador, USB, AUX, cuatro parlantes y funciones Eco Coaching y Eco Scoring, las cuales permiten mejorar y monitorear el manejo para reducir el consumo de combustible. Además, tiene buen sonido, la pantalla es rápida y sus funciones son intuitivas.

Carece de climatizador automático (los Logan y Sandero lo tienen), apoyabrazos delantero, regulación en profundidad de volante y cámara trasera, como lo más importante.

SEGURIDAD

Cuenta con frenos con ABS con distribución electrónica (EBD) y ayuda de emergencia (AFU), doble airbag frontal, alarma perimetral, luces antiniebla delanteras, luz antiniebla trasera, cinco apoyacabezas y cinco cinturones inerciales.

Carece de airbags extra (al menos los laterales) y tampoco posee anclajes Isofix y controles de estabilidad y tracción, sistema presente en la competencia y hasta en modelos de un segmento inferior.

El año pasado, la Duster SUV pasó por las instalaciones de Latin NCAP, que le realizó la prueba con el antiguo protocolo de evaluación. El modelo obtuvo una calificación de cuatro estrellas (sobre cinco posibles) para adultos y dos para niños. Por el momento, el programa no ha evaluado a la variante pick up.

MOTOR Y CAJA

Como ya mencionamos, la chata brasileña cuenta una plataforma extendida del SUV, del que también tomó el sistema de suspensión trasera independiente Multilink (presente en la Duster 4×4), aunque con nuevas piezas y refuerzos extra.

En cuanto al motor, esta versión utiliza el conocido naftero 2.0 (F4R) de la marca del Rombo. Posee cuatro cilindros, 16 válvulas y genera 143 caballos de potencia a 5750 rpm y 20,2 kgm ó 198,1 Nm de torque cuando gira a 4000 rpm.

Se combina con la caja manual de seis velocidades y la tracción delantera, las únicas opciones dentro de la familia.

Vale recordar que la gama también cuenta con el 1.6/16v con 110 CV y 15,1 kgm, junto con la caja manual de cinco marchas.

En marcha, la conocida motorización del Rombo continúa destacándose por la buena entrega desde bajos regímenes, aunque el punto máximo lo hace pasando la mitad del cuentavueltas. Esto se traduce en una notable agilidad tanto en la ciudad como en lo veloz, ámbitos en los que se valora la elasticidad, ya que permite sobrepasos con tranquilidad.

En su funcionamiento también tiene que ver la caja manual con seis velocidades, con un selector rápido y preciso y relaciones algo cortas. Permite doblar esquinas en tercera marcha y en sexta a 100 km/h hace que el motor gire a 2800 rpm, mientras que a 130 se elevan hasta las 3500.

Por el lado de las prestaciones, acelera de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos, de 0 a 1000 metros en 32,9 segundos y de 80 a 120 km/h en quinta marcha en 14, cifras que se traducen en una buena agilidad. Por su parte, la velocidad máxima declarada es de 178 km/h.

En cuanto a los consumos, el motor 2.0 no se destaca en la ciudad, donde gasta 11,7 litros cada 100 kilómetros. Además, necesita 6,9 l/100 km en ruta a 100 km/h y 9,2 l/100 km a 130 km/h. En ese sentido, incluye indicador de cambio de marcha y el sistema Eco Mode (con una tecla en la consola central), el cual modifica el funcionamiento del acelerador electrónico (limita el torque o la potencia) y varía el uso del aire acondicionado y la calefacción. De esta forma, promete reducir hasta 10% el consumo de combustible.

La Oroch también saca a relucir sus aptitudes ruteras y fuera del asfalto, para lo cual contribuyó un extenso programa de pruebas en el que el modelo recorrió 720 mil kilómetros en caminos de Argentina, Brasil y Francia.

Lo primero que llama la atención al subir a la pick up es la generosa altura que la separa del suelo, lo que permite viajar en una posición más elevada que un auto, a lo que se suma un gran despeje. No toca en ningún lado.

Las suspensiones independientes en ambos ejes le brindan un buen confort de marcha tanto en la ciudad, donde pasa suavemente e inmune por lomos y cunetas, así como en los caminos desparejos y de tierra, donde muestra un buen comportamiento, también aportado por los neumáticos de uso mixto Michelin LTC Force con perfil acertado. Además, no son tan rumorosos como otras cubiertas de su tipo.

Durante los días de prueba también tuvimos la oportunidad de probar la Oroch en el barro, donde nuevamente se lucieron tanto el despeje -de 206 mm- como los neumáticos, que brindaron buena capacidad de tracción en situaciones complicadas para otros vehículos con cauchos convencionales. Además, los ángulos de entrada y salida son de 26 y 20 grados respectivamente.

Durante la circulación veloz en asfalto, la Oroch muestra un comportamiento ejemplar tanto en lo derecho como a la hora de encarar curvas de todo tipo, circunstancias en las que posee un comportamiento franco e inclinaciones de la carrocería son moderadas, conjunto que brinda seguridad al conductor en todo momento. Igualmente, debería contar con control de estabilidad.

A eso se le suma un sistema de dirección con una asistencia hidráulica que se ha quedado algo “corta”, ya que resulta pesada a la hora de realizar maniobras a baja velocidad, por ejemplo durante el estacionamiento.

Con un sistema compuesto por ABS con distribución electrónica (EBD), asistente de urgencia (AFU), discos ventilados delanteros y tambores traseros, los frenos demostraron un correcto funcionamiento, con detenciones sin perder la línea aunque con distancias discretas: 100 km/h a cero en 43 metros y 140 a cero en 85,5.

PRECIO Y GARANTÍA

En diciembre, la Duster Oroch Outsider Plus cotiza a 359.900 pesos y tiene la particularidad, como el resto de la gama (comienza en los 316.200), de no tener rivales directos. Esto la hace aún más interesante, porque la ubica un escalón arriba de las pick ups pequeñas, con más espacio interior y con precios contenidos, algunos de ellos similares a los de las pick ups chicas. Ahí está la clave. La garantía, por su parte, es de 3 años ó 100 mil kilómetros.

FICHA TÉCNICA

Motor: naftero, transversal, cuatro cilindros en línea, 16 válvulas

Cilindrada: 1998 cc.

Alimentación: inyección electrónica multipunto

Potencia: 143 CV a 5750 rpm

Torque: 20,2 kgm ó 198 Nm a 4000 rpm

Caja: manual con seis velocidades

Tracción: 4×2 delantera

Suspensión delantera: independiente tipo McPherson 

Suspensión trasera: independiente Multilink 

Frenos: discos ventilados delanteros, tambores traseros. ABS con distribución electrónica (EBD) y ayuda de emergencia (AFU)

Dirección: cremallera con asistencia hidráulica. Radio de giro: 11,4 m.

Neumáticos: 215/65 x 16″

Estructura: autoportante

Largo/ancho/alto/entre ejes: 4693/1821/1694/2829

Tanque de combustible: 50 litros

Peso en orden de marcha: 1336 kilos

PRESTACIONES

Aceleración 0 a 100 km/h: 10,9 segundos

Aceleración 0 a 1000 metros: 32,9 segundos

Velocidad máxima: 178 km/h

Recuperación 80-120 km/h: 14 segundos

Frenada 100 km/h-0: 43 metros

Frenada 130 km/h-0: 85,5 metros

Consumo urbano:  11,7 l/100 km

Consumo a 100 km/h: 6,9 l/100 km

Consumo a 130 km/h: 9,2 l/100 km

EQUIPAMIENTO

Equipamiento: ABS con EBD y AFU, doble airbag frontal, alarma perimetral, barra antivuelco, cierre centralizado de puertas a distancia, dirección con asistencia hidráulica, luces antiniebla, barras de techo longitudinales de color gris, llantas de aleación de 16 pulgadas con neumáticos de uso mixto (215/65), protector de caja de carga, espejos y manijas del color de la carrocería, aire acondicionado, asiento de conductor y volante regulables en altura, levantacristales eléctricos (4) con función impulsión, regulador y limitador de velocidad, sensor de estacionamiento trasero, barras de techo longitudinales de color gris, capota marítima, espejos eléctricos, computadora de a bordo, volante y selector de caja revestidos con cuero, funciones Eco Coaching y Eco Scoring y Media Nav Evolution con pantalla táctil de 7″, navegador, USB y AUX.

LO BUENO

*Concepto/presentación exterior

*Equilibrio dinámico

*Robustez/despeje

*Habitabilidad interior

* Motor/caja

*Faltantes de confort y seguridad

*Consumos algo elevados

*Insonorización en ruta

*Dirección pesada

BARRA NOTAS 3

About Auto en Accion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *