La evolución de la Chevrolet S10 que vendrá a Argentina 

La pick up fabricada en Brasil tiene nuevo sector frontal, frenado autónomo e internet a bordo. El motor diésel recibió un nuevo turbocompresor.      

La segunda generación de la Chevrolet S10 recibió una nueva actualización en Brasil, donde es fabricada y desde donde llegará -quizá en los próximos meses- a Argentina para reemplazar al modelo con el diseño que debutó en 2016 (informe).        

Las novedades en la imagen están presentes principalmente en la parte delantera, donde la pick up estrenó un estilo vinculado con los utilitarios globales de la marca. Tiene una nueva parrilla dividida por una barra.  

En la S10 High Country, la parrilla es totalmente oscura e incluye el nombre de la marca en el centro y el moño más pequeño en un sector inferior. La versión más completa de la gama además tiene nuevas llantas de aluminio con dos colores y 18 pulgadas y barra de caja deportiva.  

El modelo también conservó las ópticas con luces LED diurnas, incorporó un nuevo paragolpes con más ángulo de ataque (pasó de 27° a 29°) y el portón de la caja de carga ahora posee un amortiguador que mejora su accionamiento.  

El equipamiento sumó internet 4G a bordo con wifi, cámara trasera con imágenes de alta definición y función de enganche y la última generación del sistema multimedia MyLink, con pantalla táctil de 8 pulgadas y conexiones a través de Android Auto y Apple CarPlay.  

En la seguridad, las novedades también son importantes, ya que incorporó refuerzos estructurales para la carrocería (es 20% más resistente en un choque frontal) y el frenado autónomo de emergencia con detección de objetos y peatones y seis airbags de serie: frontales, laterales delanteros y de cortina. La camioneta ya tenía alertas de colisión frontal y de salida involuntaria de carril, monitoreo de presión de neumáticos y aviso de cambio de carril. 

Los cambios se extendieron al conocido motor diésel con cuatro cilindros y 2,8 litros, que recibió la actualización del software y un nuevo turbocompresor que permite aceleraciones más progresivas. Con sus 200 caballos de potencia y 500 Nm de torque (disponibles con la caja automática con convertidor de par y seis marchas), acelera de 0 a 100 km/h en 10,1 segundos (la anterior lo hacía en 10,3 s), mientras que el consumo de combustible bajó entre 3% y 10% (según la versión).  

La camioneta también posee opciones con caja manual con seis velocidades y tracción 4×2 (trasera) o 4×4 con reductora. Y en Brasil ofrece un motor naftero 2.5 con 197 CV con nafta y 206 CV con etanol.  

Los cambios de la gama 2021 se extenderán a la Trailblazer, el SUV basado en la pick up.

About Auto en Accion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *