Mercedes-Benz do Brasil y Bosch crearon el Centro de Pruebas de Vehículos de Iracemápolis

Ambas compañías construyeron el nuevo complejo CTVI, que cuenta con estándares globales de calidad y confiabilidad.


Con la mirada puesta en el presente y en el futuro, Mercedes- Benz do Brasil, subsidiaria local del Grupo Daimler Truck AG, es parte de un gran hito para la industria automotriz en América Latina.

En alianza con Robert Bosch Latin America, Mercedes-Benz Brasil ha logrado completar los trabajos de construcción de las pistas CTVI (Centro de Pruebas de Vehículos de Iracemápolis), en el interior de São Paulo.

Con cinco pistas de prueba en un área de 400.000 metros cuadrados, CTVI fue construido junto al Campo de Pruebas Mercedes-Benz de Brasil en Iracemápolis, inaugurado en 2018. Su diseño y construcción fueron pensados para satisfacer las demandas de pruebas y simulación de fabricantes de vehículos, autopartes y otras empresas del sector automotriz. Este complejo de pruebas es el más tecnológico del hemisferio sur para el desarrollo y homologación de productos y componentes de camiones, autobuses, automóviles, vehículos comerciales ligeros y maquinaria agrícola.

Al poner esta nueva y moderna estructura a disposición de otras empresas del sector, contribuimos al desarrollo de la industria automotriz. Con el importante diferencial de que toda la estructura se concentrará en una sola ubicación, optimizando procesos y asegurando ganancias en eficiencia, agilidad y productividad, con calidad, seguridad y confiabilidad”, señala Achim Puchert, Presidente de Mercedes-Benz do Brasil y CEO para América Latina. “Por lo tanto, hemos dejado un gran legado para el sector automotriz y también para la industria latinoamericana”, agrega.

El complejo CTVI tiene cinco carriles para realizar evaluaciones sobre la seguridad del vehículo, la eficiencia energética y las nuevas tecnologías de asistencia al conductor. Entre las pruebas que se realizan allí, se encuentran el Programa Electrónico de Estabilidad (ESP), el Frenado Automático de Emergencia, la protección de peatones y ciclistas (AEB) y los Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor (ADAS)®. Las pruebas con vehículos autónomos, híbridos y eléctricos también podrán llevarse a cabo in situ.

El complejo estará disponible para alquiler a fabricantes de vehículos y repuestos automotrices; y ofrecerá cajas de taller, estacionamiento de prototipos y oficinas individuales, lo que garantiza total privacidad y confidencialidad para los proyectos.

El desarrollo de tecnologías dirigidas a la seguridad activa y la asistencia a la conducción, como el radar, el ultrasonido y el video, que pronto se llevará a cabo en CTVI, acelerará las oportunidades para una conducción más segura y cómoda”, afirma Gastón Diaz Perez, Presidente y CEO de Robert Bosch Latinoamérica.

Con el propósito de preparar al mercado para los vehículos y tecnologías del futuro, ofrecer su moderna y completa infraestructura a todas las empresas del sector, Mercedes-Benz Brasil y Bosch ofrecen su moderna y completa infraestructura con todo el potencial tecnológico para que las empresas del sector puedan brindar más seguridad y comodidad a los conductores y pasajeros “Esta asociación refuerza nuestro compromiso con la innovación y la creación de soluciones sostenibles para hoy y mañana”, finalizó Puchert.

Por Gastón Vanini

Periodista especializado en industria automotriz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *