Nueva amortiguación de Audi: menos consumo y más confort

El prototipo «eROT» posee amortiguadores rotativos electromecánicos en lugar de los hidráulicos convencionales. Permite un control activo y más confort de marcha.

En la movilidad del futuro, la recuperación de la energía desempeña un papel cada vez más importante, incluso en la suspensión de un auto. Audi está trabajando en un prototipo llamado «eROT», en el que los amortiguadores rotativos electromecánicos sustituyen a los amortiguadores hidráulicos utilizados en la actualidad, ofreciendo una marcha mucho más confortable.

El principio que inspira el desarrollo de eROT se explica fácilmente: «Cada bache, cada curva induce la energía cinética en el auto. Los amortiguadores de hoy absorben esta energía, que se pierde en forma de calor», explica el Dr.-Ing. Stefan Knirsch, Miembro del Consejo para el Desarrollo Técnico de Audi AG. «Con este nuevo sistema de amortiguación electromecánica en el circuito eléctrico de 48 voltios, reutilizamos toda energía que antes era desperdiciada. También permite ser aprovechada para el ajuste de la suspensión».

El sistema eROT responde rápidamente y ante la mínima inercia. A modo de suspensión con control activo, se adapta inmejorablemente a las irregularidades de la superficie de la calzada y al estilo de conducción de quien esté al volante.

Con eROT, Audi configura la suspensión para que resulte cómoda y suave sin comprometer la amortiguación. Otra de las ventajas de este nuevo sistema es su geometría. Los motores eléctricos dispuestos horizontalmente en la zona del eje trasero reemplazan los amortiguadores telescópicos verticales, lo que permite obtener más espacio en el baúl.

El sistema cuenta con una segunda función, además de la característica de amortiguación: Puede convertir la energía cinética durante la compresión y rebote en electricidad. Para ello, un brazo de palanca absorbe el movimiento del soporte de rueda. El brazo de palanca transmite esta fuerza a través de una serie de engranajes a un motor eléctrico, que la convierte en electricidad. La salida de recuperación es de 100 a 150 vatios en promedio durante las pruebas en las carreteras alemanas – a partir de 3 vatios en una autopista recién pavimentada hasta 613 vatios en una ruta secundaria y rústica. En función a las características y estilo de conducción de cada cliente, esto corresponde a un ahorro de hasta tres gramos de CO2 por kilómetro.

La nueva tecnología eROT se basa en un sistema eléctrico de 48 voltios de alto rendimiento. Tal como está configurado actualmente, su batería de iones de litio ofrece una capacidad de energía de 0,5 kilovatios hora y la potencia máxima de 13 kilovatios. Un convertidor DC conecta el subsistema eléctrico de 48 voltios al sistema eléctrico primario 12 voltios, que incluye una alta eficiencia.

Los resultados obtenidos en las pruebas iniciales de la tecnología eROT son prometedores, por lo tanto su uso en futuros modelos de producción de serie Audi es prometedor. Un requisito previo para esto es el sistema eléctrico de 48 voltios, que es un componente central de la estrategia de electrificación de Audi.

En los planes de la marca de los cuatro anillos para el año 2017, el sistema de 48 voltios servirá como el dispositivo eléctrico primario en un nuevo modelo de Audi. Alimentará a una unidad híbrida de alto rendimiento y ofrecerá un potencial de ahorro de combustible de hasta 0,7 litros cada 100 kilómetros.

About Auto en Accion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *