Durante el evento de lanzamiento pudimos manejar brevemente -y en ciudad- la nueva generación del hatchback. Primeras impresiones.





Por Gastón Vanini.

El evento de lanzamiento de la nueva generación del Audi A3 incluyó un breve contacto para comenzar a conocer las características de la evolución del modelo del segmento C, importado de Alemania. Nos subimos al A3 Sportback 35 TFSI (con carrocería hatchback), la versión más barata de la gama.

Uno de los puntos a favor del nuevo A3 es su diseño atractivo. En el frontal se destaca la característica parrilla de la marca -con generoso tamaño- junto a las ópticas con un corte inferior y una prolongación hacia el paragolpes; tienen luces LED excepto en los intermitentes, que se suman en la versión 40 TFSI Advanced.

En los laterales, el hatchback es típicamente Audi gracias a la línea de cintura recta y la pequeña ventanilla trasera fija, mientras que las llantas de aleación de la versión 35 TFSI tienen 17 pulgadas y un agradable diseño combinado con el color plata y los neumáticos con medida 225/45. En el sector trasero sobresalen las atractivas ópticas dobles, cada vez delgadas.

Entramos al interior del nuevo A3 y encontramos muchas diferencias respecto al modelo anterior, entre ellas el original panel de a bordo; incluye las salidas de aire destinadas al conductor en posición elevada y junto a la visera del tablero de instrumentos, que es completamente digital y muy legible.

También sobresale la buena calidad general (incluyendo el material blando en la zona superior del panel y las puertas), la pantalla central táctil (orientada hacia el conductor y con imágenes con buena calidad y 10,1 pulgadas) y el diseño de las manijas de las puertas.




El manejo ofrece una excelente posición de manejo que incluye un volante con buen tacto, una dirección directa y con asistencia acertada y una cómoda butaca con tapizado de tela, regulaciones manuales y buena sujeción lateral. Otra de las novedades es el selector de caja; un pequeño comando -con accionamiento hacia adelante y hacia atrás- acompañado por un botón para la función Parking.

En sus plazas traseras laterales, el hatchback tiene buen espacio para las piernas de una persona con 1,78 metros de altura (detrás de conductor con el mismo tamaño); también sobra lugar para la cabeza. El techo, al igual que el respaldo de los asientos delanteros, posee una moldura para favorecer el espacio.

En marcha, el nuevo A3 Sportback 35 TFSI ofrece una circulación ágil gracias a los 150 CV y 250 Nm del motor 1.4 turbo y el funcionamiento de la caja automática de ocho velocidades, que realiza cambios muy veloces, casi imperceptibles.

Durante el pequeño trayecto urbano también notamos un andar agradable logrado a través de la suspensión independiente en las cuatro ruedas.




Noticia relacionada:

Audi lanzó el nuevo A3 en Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *