Prueba: Nissan Versa Exclusive

La nueva generación del sedán del segmento B llega de México con una gran evolución en diseño y seguridad. Evaluamos la versión más equipada con caja automática. BARRA NOTAS 3

Texto y fotos: Gastón Vanini.

Con la llegada del nuevo Versa (lanzamiento), Nissan Argentina propone una gran evolución para el segmento B. El sedán es producido en México y se destaca por sus cambios notables en el diseño y el equipamiento, además de sumar novedades en la mecánica.   

La gama para Argentina está compuesta por las versiones Sense manual y CVT, Advance manual y CVT y Exclusive CVT, la elegida para la primera prueba en AeA 

La nueva generación ocupa el lugar del modelo precedente, que todavía llega de Brasil, ahora con el nombre V-Drive y posicionado como la opción de entrada a la gama de la marca japonesa. 

Completamente renovado y muy logrado, el diseño exterior basado en el nuevo estilo de la marca le brinda una imagen atractiva que combina modernidad con elegancia y hasta cierta imagen deportiva. Una gran evolución respecto del modelo anterior.     

Entre sus características se destaca la parrilla con forma de V y las ópticas delgadas y con luces LED diurnas, altas y bajas que brindan un buen funcionamiento. También tiene parantes traseros divididos por un aplique negro, un sello de Nissan que también está presente en el Kicks y el Sentra.  

Por su parte, las vistosas llantas de aleación de aluminio tienen 17 pulgadas (algo grandes para la propuesta familiar del modelo) y dos colores. Se combinan con los neumáticos con medida 205/50, un perfil muy bajo.   

El cambio de estilo se extiende a la zona trasera, donde el Versa asocia la suave caída del techo, la luneta y los parantes, lo que permite una excelente integración del tercer volumen destinado al baúl, con las ópticas dobles cuyo estilo está presente en todos los nuevos sedanes de la marca.        

Con la plataforma heredada del modelo anterior, posee 4,49 metros de longitud (3 cm más) que lo ubican como el modelo más grande del segmento. Asimismo, cuenta con 1,74 de ancho (4,5 cm extra), 1,47 de altura (3,9 cm menos) y 2,62 de distancia entre ejes (2 cm más).    

Con buena calidad general y un nuevo estilo de diseño compartido con el Kicks, tiene un panel de a bordo con diseño agradable que combina los plásticos rígidos con una zona central blanda a través de un aplique con cuero claro y costuras a la vista que aporta elegancia. 

Por su parte, el tablero de instrumentos es mixto, claro y completo. Incluye un gran velocímetro con aguja y una pantalla con colores y 7 pulgadas que se puede configurar e incluye la presencia del cuentavueltas, la temperatura del motor y la computadora de a bordo, entre otras funciones.   

La pantalla central táctil de 7 pulgadas es rápida y se complementa con las teclas físicas, siempre prácticas para no desviar demasiado la vista del camino. Más abajo está el climatizador, automático y digital.     

El Versa también cuenta con una lograda insonorización y permite conseguir una posición de manejo cómoda gracias a la butaca con ajuste de altura y al volante multifunción con atractivo diseño deportivo y cuero: ofrece buen tacto y tiene regulaciones de altura y profundidad.   

Las plazas traseras tienen muy buen espacio para las piernas, aunque están condicionadas por la altura justa para la cabeza debido a la caída del techo, lo que también dificulta el acceso y la salida del habitáculo. Lo mismo sucede con la quinta plaza, donde además no ayuda la forma del asiento y del piso.   

No es de los más grandes del segmento, pero el baúl con 482 litros brinda buen espacio y se puede ampliar a través del asiento trasero divido por tercios. Debajo de su piso está la rueda de auxilio temporal (con llanta y neumático más finos), una solución que nunca nos gusta.  

Junto con lo mencionado anteriormente, la versión Exclusive tiene un equipamiento interesante que incluye llave inteligente, botón de encendido de motor, control de velocidad crucero, tapizado de cuero, espejos eléctricos y con calefacción, seis parlantes y sistema multimedia con Bluetooth, reconocimiento de voz y conectividad con Android Auto y Apple CarPlay.    

Sin embargo, posee faltantes como levantavidrios eléctricos con un toque (únicamente para el conductor) y el cierre automático de puertas en movimiento.    

Más detalles, en la ficha de abajo.   

Es otra de las grandes evoluciones. Cuenta con frenos con ABS, distribución electrónica (EBD) y asistencia de frenado (BA), controles de estabilidad y de tracción, airbags frontales, laterales delanteros y de cortina (seis en total), encendido automático de luces, alarma antirrobo, sensores de estacionamiento traseros, luces antiniebla delanteras y cámara trasera de estacionamiento 

Es para destacar que los autos de este segmento tengan asistencias a la conducción, que aportan una buena cuota de seguridad. Disponibles únicamente en la versión evaluada, el grupo cuenta con alerta de colisión frontal, frenado inteligente de emergencia, alerta de tránsito cruzado, visión periférica (cuatro cámaras) con detección de objetos en movimiento y alerta de punto ciego.  

El equipamiento se combina con una estructura que ya rindió examen en las pruebas de choque de NHTSA, que le otorgó las cinco estrellas (la nota máxima) en Estados Unidos, donde también llega importado de México (con más equipamiento de serie). Latin NCAP aún no lo evaluó.  

En el grupo de los faltantes figura la luz antiniebla trasera.   

La única opción de la gama es la nueva generación del motor naftero 1.6 (HR16DE), que entre sus características posee cuatro cilindros, 16 válvulas y distribución variable. Genera 118 caballos a 6.300 rpm (el modelo anterior tiene 107 CV) y 149 Nm de torque a 4.000 rpm, además de contar con cadena de distribución (un plus para el mantenimiento).  

Se combina únicamente con la caja automática CVT (continuamente variable) que simula velocidades y carece de modo manual, pero posee las funciones Sport y “L”, que brinda más fuerza. Otras versiones utilizan la caja manual con cinco marchas.   

Por su parte, la dirección posee asistencia eléctrica, la suspensión recurre a un esquema independiente adelante y a otro semi independiente atrás y los frenos tienen discos ventilados delanteros y tambores traseros

Con un buen funcionamiento y su máximo esplendor en la zona alta del cuentavueltas, el motor atmosférico propone un manejo suave y no desentona en las prestaciones: necesitó sólo 10,7 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y 9 segundos para pasar de 80 a 120 km/h.  

Por su parte, la caja CVT ofrece un funcionamiento muy suave e imperceptible cuando no se la exige, mientras que cuando se reclama más poder aparecen los cambios de marchas simulados; así lo indica el cuentavueltas, donde la aguja sube y baja y no se mantiene en la zona alta como en otras cajas con esta tecnología. Junto con el 1.6 logra un conjunto agradable que satisface la utilización diaria. 

Los consumos de combustible se destacan con 5,5 litros para recorrer 100 kilómetros a 100 km/h (el motor trabaja entre 1.800 y 1.900 rpm), 7,1 l/100 km a 130 km/h (unas 3.400 rpm) y 9,3 litros en el manejo urbano. Las cifras bajas compensan el tanque pequeño, con sólo 41 litros.   

En el comportamiento dinámico, el Versa saca a relucir su acertado equilibrio dinámico. Por un lado, manifiesta un logrado confort de marcha en la ciudad pese a los neumáticos de perfil bajo de esta versión, que no son los ideales para nuestras calles y caminos descuidados, en los que no roza gracias al despeje adecuado. Por otro lado, muestra un buen comportamiento general en la ruta y las curvas, con inclinaciones de carrocería cuando se lo exige mucho.   

Con una asistencia eléctrica muy liviana que se endurece en lo veloz, la dirección se asocia con un buen diámetro de giro y brinda una conducción agradable y descansada.     

Por último, los frenos lo detuvieron de 100 km/h a cero en 42,5 metros, una distancia extensa.   

El Nissan Versa Exclusive cuesta 2.274.000 pesos (la gama arranca en 1.716.600), precio que lo posiciona como uno de los modelos más caros de su segmento, donde compite con los Chevrolet Onix Plus (2.221.900), Fiat Cronos (2.002.900), Renault Logan (1.731.300), Toyota Yaris (2.054.800) y Volkswagen Virtus (2.376.700). La garantía cubre 3 años o 100.000 kilómetros de garantía.

Descargar, acá.

Aceleración 0 a 100 km/h: 10,7 segundos

Aceleración 0 a 400 metros: 17,8 segundos

Recuperación 80-120 km/h: 9 segundos

Velocidad máxima: km/h: S/D

Frenada 100 km/h-0: 42,5 metros

Consumo urbano:  9,3 l/100 km

Consumo a 100 km/h: 5,5 l/100 km

Consumo a 130 km/h: 7,1 l/100 km

Diseño moderno y atractivo, con el nuevo ADN de Nissan.

El Versa luce sus nuevas líneas. Una gran evolución.

Silueta estilizada gracias a la caída de la línea del techo. El parante trasero con aplique negro es otro sello de la marca. 

Sector frontal con diseño interesante. 

Eficientes luces LED para altas y bajas. Acompañan las diurnas con la misma tecnología. 

La zona trasera está bien resuelta.

   LLantas de aleación de 17 pulgadas, algo grandes para la propuesta familiar del Versa. Diseño agradable. 

 

Diseño con estilo compartido con el Kicks y buena calidad general. Incluye un sector blando con cuero y costuras a la vista.

Velocímetro con aguja fijo acompañado con una pantalla con colores, 7 pulgadas y mucha información.

La pantalla táctil de 7″ es rápida. Nos encantan las teclas físicas.

El Versa Exclusive incluye el sistema de visión periférica con cuatro cámaras. Lo valoramos.

Práctico climatizador automático con ruedas y botones.

El botón para encender y apagar el motor se combina con el acceso sin llave.

La caja posee la función Sport y la «L», para asegurar la fuerza.

Sólo el conductor tiene levantavidrios con sistema de un toque. También carece de cierre automático de puertas en movimiento.

Butaca con correcta sujeción lateral. Nótese la combinación del tapizado de cuero ecológico. 

Muy buen espacio para las piernas, pero limtado para la cabeza y la quinta plaza.

Baúl con 482 litros. No es de los más grandes del segmento, pero tiene buena capacidad.

Rueda de auxilio temporal, más fina que las otras cuatro. No nos gusta.

Motor. La nueva generación funciona bien y mantiene la cadena de distribución.

BARRA NOTAS 3

About Auto en Accion

  1. Lo considero junto al onix los mejores del segmento. SE LLEVA UN DIEZ EN SEGURIDAD. Nissan ha mejorado notablemente con este modelo y el nuevo sentra. Los anteriores versa gozaban solo de espacio interior, la silueta era impresentable a punto tal que el diseñador lo hicieron a un lado.
    Auto lindo por fuera (de los cuatro costados), dotado de mucha tecnología, de buen andar tanto en ciudad como en ruta y de consumo contenido.
    Todas las contras se la lleva la cubierta de auxilio, un ruedin impresentable. Como faltante agregaría frenos de discos atrás, levantavidrios de un toque el todas las puertas, luz antiniebla trasera y un tanque con capacidad de 50 litros no le vendría mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *