El sedán producido en Brasil recibió la calificación máxima del programa gracias a sus seis airbags y su estructura estable.





Después de evaluar el Volkswagen Virtus indio, que obtuvo cinco estrellas en las pruebas de choque, Latin NCAP probó el modelo producido en Brasil y, tras comprobar que ofrecen el mismo nivel de seguridad, extendió la calificación máxima al auto regional. Es el que llegará al mercado argentino luego de su renovación a comienzos de 2023.

De esta forma, el programa unificó la calificación del sedán del segmento B, que tras su actualización cuenta con seis airbags; sumó las bolsas de aire de cortina a las frontales y laterales delanteras. Además, tiene control de estabilidad y asistencias a la conducción (ADAS), según la versión.

En la evaluación, el Virtus (el regional y el asiático) alcanzó un 92 por ciento de protección del ocupante adulto, un 92% también en el cuidado del ocupante infantil, un 53% en la protección de peatones y usuarios vulnerables de la vía pública y un 85% en los sistemas de asistencia a la seguridad.




El sedán además se destacó por su estructura que, según Latin NCAP, es estable y capaz de soportar mayores cargas. La zona del área de los pies también es considera “estable y simétrica entre el lado del acompañante y del conductor”.

Otros puntos a favor del modelo de la marca alemana son el cumplimiento de los requisitos estructurales de impacto trasero y un sistema de frenado automático que respeta sus precondiciones y requisitos de disponibilidad.

En Argentina, esperamos la renovación del Volkswagen Virtus para sumarse al Polo (ya llegó el Track y el resto de la familia será lanzada a principios de agosto). En Brasil incorporó novedades en el diseño, el interior y el equipamiento de seguridad, además ofrecer los motores 170 TSI y 200 TSI (ambos 1.0 turbo con tres cilindros) y el nuevo Exclusive 1.4 turbo (150 CV). Más información, acá.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *