VW Sport Day: manejamos los Golf GTI, Scirocco GTS y Vento GLI en circuito

La propuesta de la marca alemana consistió en probar los tres modelos deportivos (con potencias de 211 y 220 CV) en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez. Las experiencias a bordo.

En una jornada distendida, a pleno sol y llena de deportividad, Volkswagen Argentina nos permitió conocer las cualidades de los Golf GTI, Scirocco GTS y Vento GLI en circuito. El lugar elegido fue el histórico Autódromo Oscar y Juan Gálvez de la Ciudad de Buenos Aires.

La acción comenzó luego de una charla introductoria a cargo del piloto Gustavo Der Ohanessian, quien nos contó algunas de las claves del Circuito Nº 5 del Autódromo, donde pudimos exigir a los tres modelos.

Junto con un piloto de acompañante, las primeras tres vueltas las dimos a bordo del Vento GLI, la versión más deportiva del sedán del segmento C proveniente desde México. A nivel estético, se diferencia del resto de las variantes por la estética deportiva que incluye llantas de 18 pulgadas (con neumáticos 225/40) y detalles rojos, además de contar con suspensión (independiente en ambos ejes) con calibración específica.

En marcha, este Vento sorprende –y motiva al conductor- con el sonido grave del motor, un naftero 2.0 TSI con cuatro cilindros, inyección directa y turbocompresor, el cual entrega 220 caballos de potencia y 280 Nm de torque. Este propulsor logra buenas prestaciones (la marca anuncia 7,4 segundos de 0 a 100 km/h), con reacciones vivas que permiten un ritmo “alegre” en circuito, donde además se beneficia con la presencia de la eficiente caja DSG con doble embrague y seis marchas, con pasajes de cambios rapidísimos. Siempre hay potencia disponible, y se pone aún más agresivo en el modo de caja Sport, el cual estira las revoluciones y también hace rebajes como un “punta y taco”. Y si el conductor quiere más adrenalina, están las levas ubicadas en el volante, aunque con cambios algo más lentos que en modo Drive.

Vento GLI.

Otro punto destacado del Vento es el comportamiento dinámico, el cual brinda seguridad, que no es poca cosa. Se lo nota aplomado y acusa moderadas inclinaciones en las curvas, además de permitir hacer sectores como la “La viborita” del circuito porteño a buena velocidad. Por su parte, los frenos lo detienen sin perder la trayectoria y el pedal ofrece un tacto agradable.

Este sedán resulta ideal para aquellos que quieran un auto cómodo, con buena capacidad de baúl (510 litros) y un alto nivel de seguridad, rubro en el que también cuenta con seis airbags, anclajes Isofix y luces diurnas de LED y bixenón para altas y bajas.

Scirocco GTS.

También desarrollado a partir de la plataforma del Golf V, el Scirocco GTS es la propuesta más juvenil de la gama deportiva de VW, ya que cuenta con una seductora carrocería cupé no apta para familias. Fabricado en Portugal, posee sólo dos puertas laterales y un acceso limitado a las plazas traseras, donde cuenta con apenas dos lugares.

Sin embargo, el Scirocco se caracteriza por la “facha” deportiva que le otorga su diseño, el cual se combina con las vistosas llantas de aleación bitono de 18 pulgadas, una franja longitudinal aplicada a la carrocería y la doble salida de escape cromada.

El motor es el mismo 2.0 TSI del Vento GLI, con 211 caballos y 280 Nm, así como la caja la DSG de seis marchas, también con levas en el volante. De esta manera, su desempeño en la pista es notable, con reacciones rápidas (la marca declara 6,9 segundos de 0 a 100 km/h) que generan diversión en el circuito, donde también se destaca el trabajo de la suspensión independiente, que brinda seguridad a la hora de encarar las curvas. Como el sedán, posee seis airbags, control de estabilidad, luces bixenón y anclajes Isofix.

Golf GTI.

La “vedette” de la jornada fue el nuevo Golf GTI, que al igual que el Vento es producido en México. Pero se diferencia de los otros dos deportivos por contar con plataforma MQB, una evolución que, junto a la suspensión independiente, le permite lucirse con un comportamiento dinámico ejemplar, ofreciendo una conducta franca tanto en las rectas a alta velocidad como a la hora de encarar curvas, donde además posee inclinaciones de carrocería moderadas.

El motor es el naftero 2.0 TSI, pero en este caso con 220 caballos de potencia y 350 Nm de torque, lo que se refleja en las excelentes prestaciones, con un 0 a 100 km/h del orden de los 7 segundos. Es muy ágil y en esto también contribuye la caja DSG de seis marchas, con pasajes de cambios muy rápidos y un modo Sport que estira las rpm para sumar adrenalina y, como en el Vento, hace rebajes con un “bum” que aporta carácter deportivo. Además, la dirección eléctrica variable es precisa y tiene la asistencia justa, mientras que los frenos lo detienen con decisión.

Si nos referimos a la estética exterior, el GTI luce el estilo sobrio del Golf, a lo que le suma una acertada presentación que incluye atractivas llantas de aleación bitono de 18 pulgadas, apliques rojos en parrilla y ópticas (con LEDs y bixenón), alerón trasero y salida de escape cromada en cada extremo del paragolpes. En el interior se destacan algunos detalles deportivos como la pedalera, el volante y las butacas de cuero con buena sujeción lateral. La posición de manejo es excelente.

De esta manera, conocimos los detalles y las aptitudes de las tres propuestas deportivas de Volkswagen Argentina, que en junio sumará el Up! Pepper con motor 1.0 TSI (turbo) con 101 CV y a fin de año lanzará el Golf R con 310 CV, caja DSG y tracción integral.

      

About Auto en Accion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *